lunes, junio 19, 2006

Contraoferta


Estas semanas, entre otras cosas, estoy “liado” con varios procesos de selección. En uno de ellos dos candidatos finales se han retirado a última hora. Cuando habíamos quedado en una propuesta (económica, fecha de incorporación, etc.) me han llamado para decirme que su empresa les ha “contraoferado”.

¿Por qué contraoferta una empresa? Esta claro que por que no quiere que la persona se vaya. ¿Entonces por qué no le pagaba más antes? Pero lo más importante ¿por qué se va la persona de la empresa? ¿Es solo por dinero? Si es por eso… entonces me alegro de la contraoferta. No quiero en mi empresa personas que trabajen sólo, o sobre todo por dinero. No quiero personas que “a golpe de talonario” decidan dónde trabajar.

El dinero es importante. De hecho creo que en mi empresa pagamos bien. En los últimos tres años nadie se ha ido por dinero a otra empresa. Pero el dinero no lo es todo. El ambiente, los valores, el estilo de liderazgo, el proyecto que puede uno desarrollar, la inversión en formación y desarrollo, … todas esas cosas, junto con un salario saludable, deben de ser las cosas que hagan que las personas cambien o se queden en la empresa en la que trabajo.

Por eso me alegro seguir buscando personas que encajen con los valores de la empresa en la que trabajo, en vez de haber tenido la mala suerte (o error) de haber contratado a aquellos candidatos… porque ¿qué es lo que pedirán dentro de unos meses en su empresa? ¿Dinero o confianza? ¿Dinero o comunicación? ¿Dinero o desarrollo profesional? Yo creo que lo primero.

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

At 11:56 a. m., Anonymous Sonia said...

Aunque los valores no dan de comer al cuerpo alimentan el espiritu, para mi es lo importante, asi que no importa cuanto dinero ganes, no importa lo bonito que sea tu coche o lo grande que sea tu casa, al final lo que queda son tus recuerdos, tus experiencias y poner cada dia una moneda mas en la hucha de tus conocimientos y de tu vida personal. Estoy totalmente de acuerdo contigo, como dice el famoso anuncio de Master Card, hay cosas que no tienen precio. Suerte en la busqueda!

 
At 4:50 p. m., Anonymous Anónimo said...

Cuándo hablamos de dinero siempre hay que considerar la pirámide de Maslow y es necesario conocer en qué escalón se encuentra el candidato.

Cualquier cambio es un riesgo y muchos trabajadores sienten auténtica aversión al mismo yendo hacia él sólo cuándo hay absoluta necesidad.

Ánimo con el proceso de selección. Espero que encuentres a quién esté situado en el escalón de la autorealización.

Saludos,
Angel Agueda

 
At 7:08 p. m., Anonymous Rafa said...

Cuando decides dar el paso de salir de un sitio, la contraoferta es algo peligroso. Si tu motivación es meramente económica, entonces es válido.

Pero si te prometen mayores responsabilidades, otras funciones, etc...eso casi nunca se cumple. Un año después estarás otra vez buscando, pero un año más "mosqueado" y dispuesto a aceptar casi cualquier cosa.

Esto es, al menos, lo que yo he vivido y visto más de cerca.

 
At 1:51 p. m., Blogger JULIAN I. IRIGOIN said...

Me parece que es importante volver atras un paso. Sin conocer este caso en particular suele pasar que en las entrevistas, el candidato que luego es contraofertado te cuente que estaba desmotivado, poco reconocido, etc. Y la contraoferta lo que hace es justamente eso, demostrarle que sí lo quieren retenery que lo valoran. Y eso va mucho mas alla que los $$$. En cuanto a las empresas, es un clásico. Si no hay buenos puentes que permitan anticiparse (RRHH entendiendo lo que REALMENTE pasa en la organización), se llega a estos puntos. Si el candidato cree que no le pagaban porque lo estaban "usando" se tiene que ir. Si cree que fue por un error de percepción es otra cosa. En estos casos la intención suele ser determinante en la decisión final del candidato.
Muy bueno el Blog!!!!!

 
At 3:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, muy bueno el blog pero... creo que sólo te basas en un sólo punto de vista. Antes de juzgar a los "contraofertados" ¿has podido pensar que en ese momento les importaba más el dinero que otra cosa porque calidad de vida ya tenían? Normalmente todos tendemos a pensar que somos ideales en nuestro puesto y en nuestra empresa pero... en igualdad de condiciones, si decides quedarte en la antigua empresa es porque creo que la nueva no te acababa de convencer o es que no era tan fantástica como la vendían.
Con eso quiero decir que si deciden quedarse en tu antigua empresa, no necesariamente tienen que ser personas cobardes, movidas sólo y únicamente por el dinero, ni personas carentes de valores... simplemente ese no era el trabajo que necesitaban y punto; porque cualquiera -y ahí me incluyo- se cambiaría si le ofrecieran el trabajo de su vida, bien pagado y en un ambiente ideal ¿no?

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home