miércoles, abril 19, 2006

Delegar el desarrollo profesional

Julen hace unos días comentaba a propósito de la reflexión ¿no será mejor el jefe que el tipo de recursos humanos? que nadie debería delegar su desarrollo profesional. Totalmente de acuerdo.


Hay que tomar las riendas. Somos responsables de nuestro propio desarrollo, pues desarrollo significa cambio personal y por lo tanto significa “redefinir quienes somos”. Y eso sólo es responsabilidad de uno mismo.


Además, tal y como creemos en nuestra empresa, uno no se desarrolla en aquello que no quiere o que no siente que necesita desarrollarse. Así que mejor no invertir por parte de la organización (jefe, rrhh, …) ni tiempo ni dinero en aquello que la persona no quiera (o vea que necesita) desarrollar.

Ahora bien, si una persona siente la necesidad y pone el interés de desarrollarse en alguna competencia, habilidad, conocimiento, etc que tiene relación con su puesto de trabajo (presente o futuro) y es un desarrollo prioritario, entonces, en esa situación, tanto su jefe como Recursos Humanos tienen una responsabilidad. La responsabilidad de ofrecer herramientas, crear situaciones, apoyar el desarrollo con retroalimentación, estar ahí para que esa persona tenga oportunidades de aprendizaje.

Al final esto del desarrollo es como la motivación. Depende, sobre todo, de uno mismo.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home