jueves, marzo 30, 2006

¿Quien motiva a quien?


Hoy he tenido una conversación muy interesante. Todo ha surgido por la afirmación que me hacía una persona. Era algo así como: La motivación proviene de uno mismo, nunca del líder o jefe de equipo. (¡!)

No he estado de acuerdo. Al menos al principio de la conversación.

Según mi interlocutor cuando uno está motivado aporta valor añadido. Sino estas motivado simplemente haces tu tarea. La tarea que te han asignado. Punto. No das más, no te preocupas por más, simplemente por hacer exactamente lo asignado.

La clave está en que ese valor añadido no se puede exigir. O, más concretamente, si lo exiges no tienes la fiabilidad de conseguirlo. Por lo tanto aportar valor añadido depende de uno mismo.

Es verdad que el líder puede crear condiciones en las que uno se pueda sentir más propenso a aportar valor añadido: haciéndote participe de la situación, reconociéndote los logros, apoyándote en los momentos difíciles, conociendo cuales son las necesidades que tienes en el trabajo, empatizando cómo te sientes emocionalmente, etc…

Pero eso son condiciones potenciadoras, incluso comportándose el líder de esa forma el resultado puede ser que la persona esté o no motivada. Es más hay personas motivadas a pesar del líder que uno tiene.

¿Eso quita responsabilidad al líder? Bueno digamos que delimita las responsabilidades de cada uno. Y sobre todo no da toda la responsabilidad de la motivación al líder.

¿Entonces da igual como se comporte el líder? Seguramente no, puesto que se trata de un reparto de responsabilidades. Según cuentan en el libro Karaoke Capitalism la razón más común para que una persona decida cambiar de empresa es el comportamiento de su jefe.

Entonces ¿quién motiva a quién? y ¿quién desmotiva a quién?

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home