martes, octubre 31, 2006

Poder

Sé que hablar del poder muchas veces es un tabú. Pero como todo tabú existe. Así que empezar a hablar de él implica empezar a desmontar el tabú.

Dos principios básicos.
Uno: El poder es la capacidad de cambiar las cosas.
Dos: Poder se escribe con “p” y no tiene porqué escribirse con “j”.

En mi caso he de reconocer que me gusta el poder. Pues trabajo para cambiar la realidad que me rodea y para eso necesito poder. Así que propongo conocerlo algo más.

Leo en un artículo de Krista Walochick (de NB) que Forbes hace una lista con las 100 mujeres más influyentes (con más poder) del planeta. ¿Cómo mide Forbes el poder?

La revista sopesa: visibilidad mediática, el impacto económico y el peso relativo del “curriculo”.

Si traslado estos conceptos al mundo de la empresa, obtengo que las fuentes de poder se basan en: ver y que te vean, presupuesto que uno maneja y las competencias profesionales (conocimientos, actitudes, valores, …). Muy sencillo: relaciones, dinero y conocimiento.

Como dije al principio conocer pistas sobre qué es el poder y cuáles son sus fuentes nos ayudan a todos a desmontar el tabú que existe sobre el concepto.

Etiquetas:

1 Comments:

At 2:53 a. m., Anonymous Ronald Maraví said...

Hola, Pablo; que bueno eso de que la "p" no tiene que ser "j". Con respecto a las fuentes de poder creo que la primera de las mencionadas es más un efecto y la última, en muchos casos, tan solo un lugar en el currículum vitae. Tengo un post relacionado a este tema te invito a leerlo:
http://ronaldmaravi.blogspot.com/2007/01/la-induccin-y-el-who-is-who-en-las.html

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home