lunes, octubre 09, 2006

Transmisión de valores

Hace tiempo compre un libro titulado Atrévete a pensar y de vez en cuando lo ojeo (algunas veces hay que tener mucho valor para pensar qué cosas…).

Tope con un capitulo sobre valores que me pareció muy interesante. Primeramente define valores no sólo como aquello que cada uno de nosotros valora, sino también lo que da valor a la vida de cada uno. Esto hace que los valores sean el centro de muchas actuaciones y estados de ánimo.

También habla, ahora que la Dirección por Valores y los valores en la Empresa está de moda, del aprendizaje de estos valores.

Comenta que los valores no se aprenden con una clase magistral (instrucción o mandato), sino de forma implícita, por influencia e interacción difusas, por ósmosis social. El aprendizaje se da en espacios de experiencia de dichos valores, al vivir y experimentar la consecuencia que estos valores tienen en el entorno y en el comportamiento de otras personas.

Es lógico. Pensemos como nosotros hemos podido adquirir los valores que cada uno tiene. Principalmente por el entorno: los amigos, la familia, compañeros de trabajo…

Por eso prefiero hablar de transmisión y no de aprendizaje y menos de formación en valores. Por que los valores se trasmiten de unos a otros a través de las acciones. Por osmosis social. Y por eso cuando en la empresa nos empeñamos en difundir unos valores corporativos lo que menos eficiente es dar charlas, colgar carteles, hacer presentaciones,… me parece que todo eso es más informar e instruir (necesario también que transmitir).

Pienso que por tanto si queremos transmitir unos valores en una organización se tienen que dar esos espacios de experiencias en que los valores se manifiesten. Se tiene que dar la osmosis social. Y en una organización jerárquica la osmosis social funciona mucho más de arriba abajo que de abajo a arriba. Por lo que la actuación de los líderes formales (la cúpula del management) es fundamental.

Lo que me lleva a que los valores en una empresa se trasmiten a través del ejemplo de los líderes formales, independientemente de lo que esté escrito en la recepción de la compañía. De ahí que no se puedan imponer sino que hayan de ser unos valores compartidos y aceptados por todos los miembros del comité de dirección. Puesto que los valores no se instruyen y menos se imponen.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home