lunes, abril 24, 2006

Equilibrio

Quique tiene razón: equilibrio. Comenta que dirigir es como conducir un coche. Miras adelante y a los espejos (atrás). Miras al equipo y a tus superiores. No es verdad que los clientes de un jefe de equipo sean los miembros de ese equipo. Era sólo provocación. Es uno de los peligros que tiene querer provocar todo el rato.

El cliente es uno mismo, sus propios valores; también son los objetivos del negocio (accionistas?); los miembros de tu equipo; tu profesión; tu propio jefe…

Sigue siendo valido aquello de “los clientes son los que tiene la potestad de quitarlos la vida”.

La vida nos la podemos quitar nosotros mismos traicionando nuestros propios valores (que no cambiándolos), haciéndonos sentir de aquella manera que sólo nosotros reconocemos. Después de nuestros propios valores (equidad, respeto, esfuerzo, colaboración,… ), está el negocio, si el negocio muere nosotros morimos con él (al menos nuestro negocio). Nuestro equipo, el jefe,… En definitiva, como dice Quique: Equilibrio.

Gracias por el comentario.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home