viernes, abril 21, 2006

Clientes y jefes de equipo

Hace poco reflexionaba sobre ¿Quién era el cliente? “Aquellos que tienen la potestad de quitarnos la vida”. Y después preguntaba entonces ¿quién es el cliente de un jefe de equipo?

¿Quién tiene la potestad de “quitarle la vida” a un jefe de equipo? Rápidamente respondemos que su jefe superior. Es quien le puede despedir. Podemos matizar que junto con Recursos Humanos, que lo tiene que aprobar, quizá incluso con Dirección General, que tiene que dar el visto bueno. El caso es que pensamos rápidamente que “el cliente del jefe de equipo” esta por encima del jefe de equipo.

Y entonces es cuando tenemos organizaciones que miran hacia arriba. Hacia lo que ordena el jefe y no piensan nada más. No cuestionan, simplemente actúan. Y entonces la profecía de que el que decide es el de arriba es cuando se cumple.

Pero ¿Qué nos puede llevar a que “nos quiten la vida”? La razón más evidente que el jefe de equipo no consiga los resultados. ¿Y de que depende no conseguir los resultados? Por un lado de su definición. Y por otro del esfuerzo realizado de cara a obtener esos resultados. Y un jefe de equipo no consigue sus resultados si no es capaz de movilizar a su equipo para ello.

¿Entonces de quién depende que el jefe de equipo no consiga los resultados? ¿En manos de quién está? ¿De su jefe que le marca y evalúa los resultados? Creo que los jefes por definición no son unos tipos que establecen resultados inalcanzables e imposibles, existen pero no son la mayoría. ¿O quizá dependa de los miembros de su equipo? Pienso que el jefe de equipo depende más (que no totalmente) de su equipo y de los resultados que estos consigan.

Etiquetas:

3 Comments:

At 5:14 p. m., Blogger Julen said...

Probablemente sea un concepto a superar el de que considerar que el jefe de un equipo trabajar para otro jefe que está más arriba y ése para otro que se pasea por un peldaño superior... y así hasta llegar a Dios, si crees en él.
En mi caso, estoy en campaña para eliminar el concepto de jefe de equipo. Si acaso puede tener sentido cuando el equipo necesita delegar ciertas responsabilidades en alguien porque facilita ciertas cuestiones operativas. Pero ahí se acaba la función. Si el jefe de equipo tiene que recibir premios y castigos de su jefe es que lo importante de su cargo es "jefe" y no "equipo". Y, entonces, no vale.
Saludos.
Julen

 
At 8:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

Posiblemente las dos ideas son conciliables y no debemos hacer el péndulo e ir de un lado al otro.
Es como conducir mirando hacia delante y hacia atrás al mismo tiempo, no solo se puede, es recomendable.
Un jefe debe estar al servicio de sus subordinados por encima de otras cosas, el éxito de ellos es su propio éxito, y por lo tanto será el éxito de el jefe del jefe de equipo.
Al mismo tiempo atender y trabajar para tu superior, es la forma de contribuir al éxito de todos ya que él tambien está trabajando para tu éxito y a tu servicio.¿o no?
Solo queda entender que es lo que hay que ver por el espejo retrovisor.Y yo opino que al jefe; Y hacia donde tenemos que dedicar mas atención y poner mas tiempo nuestra vista y yo opino que en el equipo.
Saludos
Quique

 
At 10:20 a. m., Blogger David Monreal said...

Hola a todos,

estoy de acuerdo con Quique y siempre he sentido que un "jefe" debe trabajar PARA su equipo y no al revés.

Es un matiz que le da un vuelco al concepto de "jefe".

Un saludo,


D.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home