martes, mayo 08, 2007

Falibilidad y sociedad abierta

Estoy leyendo a George Soros (Tiempos Inciertos). Interesante libro e interesantes conceptos.

Dos de estos conceptos son falibilidad y sociedad abierta.

¿Falibilidad?! Seguro que si hablamos de infalible, nos suena más. Nuestra mente está más preparada a lo infalible, que a lo falible. Y de eso se trata: de errar. Estamos más preparados para las doctrinas únicas y los modelos generales que nos aportan solución que a la propia incertidumbre.

La incertidumbre existe, podemos minimizarla pero siempre que existan cambios no esperados, la incertidumbre seguirá existiendo. Y esto enlaza con el segundo concepto: sociedad abierta.

Si aceptamos la incertidumbre, aceptaremos que nadie está en la posesión de la verdad absoluta, ni siquiera un conjunto de personas. Por lo que no hay modelo o teoría que explique o prediga el futuro (ni siquiera la realidad).

Tener un modelo dogmático (sociedad cerrada) tiene la ventaja de infundirnos seguridad a través de una certeza. Una certeza, que si damos por hecho que la incertidumbre esta presente, es ilusoria.

Por el contrario si asumimos que no poseemos la verdad, sino que la única forma de acércanos (que no llegar) a ella es a través de un espíritu crítico, estamos en una sociedad abierta.

Mientras leía lo ligaba con los modelos de organización y el estilo de liderazgo. Me imagino una “organización abierta” en la que el jefe no tiene todas las respuestas, en la que existe un espíritu crítico ante cualquier instancia que implica mejora y no menoscabo de los profesionales, en la que se permite a las personas abordar la incertidumbre, en la que tanto “jefes” como “colaboradores” tengan un alto grado de madurez.

Para más información sobre el concepto de sociedad abierta podéis consultar la página web de la Fundación Sociedad Abierta que él ha creado o el libro de Karl Poper, uno de sus mentores.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 2:51 p. m., Blogger Adriàpolis said...

La gestión de la incertidumbre, la lógica difusa, la inexistencia de la verdad como algo absoluto nos genera inseguridad pero es lo que nos toca vivir y la mayoría de personas (y sobretodo los jefes) le produce un curioso bloqueo.

Siempre hablan -éstos últimos- de cambio, de gestión del cambio pero ...

Personalmente, prefiero la incertidumbre, la incerteza ya que da más de sí. Se puede ser más creativo.

Un saludo

Siempre celebro tus aportaciones.

 
At 4:51 p. m., Blogger Pablo Jular said...

Totalmente de acuerdo.

Los jefes decimos que la gente tiene que cambiar, que tiene que estar preparada para el cambio... pero cuando es a nosotros a quién nos toca gestionar la incertidumbre... entonces no. Entonces intentamos ir a un módelo dogmatico, en el que tenemos todas las respuestas y todas las verdades.

O al menos algunas veces así nos comportamos. Menos mal que hay colaboradores maduros que nos dan "una colleja" y nos devuelven a la realidad.

Por cierto que la sociedad abierta con demasiada libertad también tiene sus peligros... pero eso para otro día.

Gracias por el comentario.

 
At 8:01 p. m., Anonymous Anónimo said...

LO QUE LES SUCEDE A MUCHOS COLABORADORES ES QUE TIENEN MIEDO A LLEVARLE LA CONTRARIA AL JEFE Y NO DICEN LO QUE PIENSAN.

A VECES TAMBIÉN HAY CIERTOS JEFES QUE TIENEN MIEDO A QUE SUS COLABORADORES LES VEAN DUDAR, SE COMPORTAN COMO SI FUERAN POSEEDORES DE LA VERDAD.

UN SALUDO Y ESPERO HABER APORTADO ALGO QUE VALGA LA PENA. TENGO PERSONAS A MI CARGO Y SER JEFE ÚN BUEN JEFE NO ES FÁCIL.

FN 13/05/2007

 
At 9:00 p. m., Anonymous SERGIO G.J. said...

No he leído el libro de Soros, pero por el comentario realizado, me ha recordado a las aportaciones filosóficas que ya en su día hizo Sócrates en su célebre frase: "solo sé que no sé nada", donde nos indicaba que la función del hombre era buscar constantemente la dialéctica y no tener dogmas. Imagino que como autor clásico que es, siempre podemos tomar sus reflexiones para cualquier ámbito, incluida la empresa

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home