martes, diciembre 19, 2006

Motivación negativa



Acabo de leer en el blog de Julen un post interesante sobre Motivación en el trabajo (él original está en el blog de Alexandre un tipo que se define a el mismo optimista).

Divide la motivación en cuatro cuadrantes dependiendo de si es intrínseca/extrínseca, positiva/negativa. Y por supuesto está claro por cuál es por la que preferimos todos: positiva, intrínseca.

Probablemente sea a la única que se la pueda llamar motivación. Al menos así pienso yo.

¿Pero es todo tan fácil? ¿Sería posible que todos los equipos de trabajo funcionasen si sólo lanzásemos mensajes positivos y además esperásemos que salieran del interior de cada uno de nosotros?

Estoy de acuerdo que sería lo ideal… pero ¿es lo posible? Creo que no. Es necesario utilizar los otros tres cuadrantes.

Me explico. No creo que en la motivación negativa: Conseguir que alguien haga algo a través de una amenaza.

Pero creo que hay que fijar los límites (y no sólo en el trabajo, también a nivel personal). Hay que dejar claro lo que uno está dispuesto a tolerar y lo que no. Y para eso la “Motivación negativa” es la más útil: Si robas estás despedido.

La motivación negativa no consigue que las cosas se hagan… consigue que las cosas no se hagan. Y eso también tiene su valor.

Etiquetas:

4 Comments:

At 2:05 p. m., Blogger Luis De Seta said...

Pablo, muy buena la reflexión. Pero en mi opinión, hay una zona gris en donde intrínsecamente la empresa comunica que si no haces tal o cual cosa estas despedido.
Salu2
Luis

 
At 10:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo con el comentario y la reflexión, pero la motivación suele estar relacionada con el sueldo. ¿Trabajarías igual de motivado con un sueldo en torno a 1000€ / mes o menos?

 
At 12:40 p. m., Anonymous pablojular said...

Luis, estoy de acuerdo contigo que "amenazar" con estar despedido para que una persona haga una determinada tarea es bastante peligro... demasiado miedo en el ambiente. O se trata de la responsabilida básica de la persona en su puesto de trabajo... o, según mi opinión, es demasiado peligroso... Quizá sea buen escribir sobre ello.

 
At 12:45 p. m., Anonymous pablojular said...

Con respecto a lo de los 1.000 euros... ya decía Herbetz que hay factores higienico (que si no los tienes estas desmotivados)... el salario es uno de ellos.

No se el puesto de trabajo, ni las condiciones laborales... pero en condiciones normales si uno se siente mal pagado (de verdad... que todos pensamos que podemos cobrar más)entonces hay un punto de desmotivación claro.

Un punto de desmotivación que puede estar compensado por un buen reconocimiento, un proyecto interesante, un sentido del trabajo...

Pero entiendo que eso no es la norma, ni la realidad en muchos casos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home