miércoles, noviembre 01, 2006

El síndrome de la felicidad aplazada


He leído una idea de Pilar Jerico muy interesante que quiero compartir: El síndrome de la felicidad aplazada.

¿Quién no pospone su ocio por trabajo? ¿Quién no sacrifica horas de sueño?

¿No estaremos aplazando la felicidad de hoy por la felicidad de mañana? ¿No será una consecuencia del miedo a no conseguir los objetivos (exigencias sociales, profesionales, …)?

¿Buscamos una vida con mejores comodidades (casa, coche, colegio, vacaciones, …) y eso nos obliga a trabajar más horas y más duramente?

¿Tenemos miedo a cambiar de trabajo y preferimos seguir con el estrés con el que vivimos?

Y si todo eso sucede ¿Cuáles son las consecuencias?

¿Estaremos sacrificando la felicidad presente trabajando y trabajando porque pensamos que en el futuro todo cambiará? ¿Tendremos pánico a tomar riesgos que impliquen perder seguridad?

¿Es rentable en términos de felicidad personal? ¿Será el miedo el que no nos deje actuar? ¿Miedo a fracasar? ¿Miedo a no cumplir las expectativas?

Todo esto lo podemos también trasladar al mundo de la empresa: ¿Cuántas veces hemos oído que no podemos invertir (presupuesto en proyectos, tiempo en formación, dedicación a los otros miembros del equipo) pues restan recursos a los resultados presentes?

Y mientras eso pasa perdemos calidad de vida o niveles de competitividad en la empresa (o en el departamento).

Fuente: NoMiedo. Pilar Jerico

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 3:35 p. m., Blogger Xepe71 said...

Procrastinar o no procrastinar, esta es la cuestión...

 
At 10:17 a. m., Blogger Soporte Técnico said...

Como dijo alguien por ahí que dejo de enbolsarse unos cuantos pesos extras: "la tranquilidad de tener tiempo libre de cansancio es un sueldo extra!"

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home